© 2020 Isabella Hidalgo. All rights reserved.

Journaling

 

En esta oportunidad quisiera contarte los beneficios de esta mágica practica y como comenzar a aplicarla. 

 

Cuando era pequeña llevaba diarios, los cuales he vuelto a leer y hoy me hacen mucha gracia y pienso que eran escritos con mucha inocencia y ternura, sobre historias de lo que me pasaba en el día a día, pensamientos, ideas e ilusiones. Dejé de hacerlo porque a medida que iba creciendo pensaba que era algo tonto y algo de niños. 

Pero hoy, muchos años despúes, luego de toparme con muchos artículos que lo recomiendan para monitorear diferentes áreas de nuestra vida personal, sentí el llamado de regresar a esta práctica con más intención y lo único que te puedo decir es que mi niña interna no estaba para nada equivocada y muy llena de sabiduria. 

 

El hecho de llevar un diario me ha permitido conectarme de manera visual con mis pensamientos y mis más profundos sentimientos, es como si dejara que mi ser sencillamente se experese y dejara salir aquello que esta tan guardado en nuestro interior, que ni cuenta nos damos que está allí. Mucho de lo que debemos sanar para progresar esta en esos rincones ocultos de nosotros mismos y es nuestra tarea identificarlos para poder trascenderlos. 

 

Hay muchos métodos y formas de llevar esta práctica, aqui te dejo lo que me ha funcionado a mi. 

 

 

 

 

 

 

 

1. Busca una libreta.  

En lo personal me gustan las libretas que no tienen lineas o con puntos. La razón es que siento que no me limita en lo que quiera escribir o dibujar, siento que tengo espacio libre para plasmar lo que sienta hacer. Por mucho tiempo usé libretas con lineas y me sirvieron mientras las usé, pero en este momento las prefiero lisas, es cuestión de gustos, lo importante es que tengas papel donde escribir, y te digo he probado hacerlo en las notas del celular, pero no es lo mismo. Hay algo místico en el hecho de usar papel y lapiz. 

 

2. Proponerte una hora.

Es importante para poder ser constantes, escoger una hora fija del día según tu ritmo de vida que le dediques a esta actividad de manera que no sea algo que te genere estrés, la idea es que sea sin esfuerzo y fluido, un espacio para desconectarte de todo lo demás y conectar contigo y tu sentir sin que tengas interrupciones.  Puede ser en las primeras horas del día o en la noche, experimenta que te va mejor. 

 

3. Escoge un espacio.

Tener un espacio con buena luz, ordenado, un lugar que te brinde tranquilidad y te permita concentrarte en el momento en el que estés escribiendo. Puede ser al aire libre si puedes, la naturaleza es perfecta y muy inspiradora al momento de escribir. Por ejemplo yo los alterno, tengo un espacio en el interior de mi casa que está designado para escribir comodamente y cuando siento que necesito más conexión con la naturaleza, salgo a la terraza y escribo al aire libre. La idea es que diseñes con intención los espacios que te sirvan a ti y soporten tu proposito y el proceso. 

 

4. Escribe.

Suena muy obvio, pero al principio o algunos días, no sabras ni que escribir, y es cuando te digo ESCRIBE, cualquier cosa, lo que sea, no importa si no hace sentido, suéltate y deja que las letras o trazos comiencen a tocar el papel. Verás como comienzas a conectarte contigo y a escribir lo que necesites soltar ese día. Despréndete del resultado, es clave para dejar que los pensamientos fluyan como necesiten. 

 

Felíz journaling! 

 

Much love 

Isa

 

 

 

 

 

 

  

 

Please reload

isa-brand_Linkedin - Standard Logo or Pr